miércoles, 26 de octubre de 2011

EXPOSICIÓN DE JESÚS BOTARO



Adrián Fatou
Jesús nos acerca en esta exposición a este exótico país de una gran riqueza arqueológica a través de la mirada de sus gentes. Miradas aparentemente serenas y llenas de vida pero que ocultan cicatrices. Un país que ha sufrido la pérdida de casi una generación. Miradas que esconden las heridas de un brutal conflicto bélico. Y las secuelas de pobreza que le han continuado.

Los rostros de Jesús poseen la honestidad de los que apenas nada tienen, de los que luchan cada día por superar un mundo adverso pero esperanzador. De los que miran a la vida de frente, capaces de vencer un pasado lleno de cicatrices. Son fundamentalmente niños los protagonistas de este trabajo, quizás porque radique en ellos esa esperanza de futuro, esa ilusión por afrontar la consecución de un mundo mejor.

No hay comentarios: